Unicaja suma otra victoria más en Burgos

UNICAJA GANÓ CON SOLVENCIA EN BURGOS. FUENTE FOTOGRAFÍA: AGENCIAS.

El talento y el acierto en el último cuarto propició la laboriosa victoria ante el San Pablo del Unicaja (78-85), que salió airoso del Coliseum Burgos gracias a la gran actuación de James Augustine y Dani Díez, aunque con Nemanja Nedovic lesionado.

El choque fue trepidante en los primeros compases, con el marcador igualado y el juego vistoso. El nivel de acierto fue alto. Con anotaciones en cada ataque y mayor puntería desde el perímetro del conjunto burgalés. El cuadro malagueño, más desafortunado en este aspecto, fío sus recursos a los hombres interiores.

 

Los azulones mandaban en el marcador pero no conseguían marcar diferencias significativas. Gran culpa de ello la tuvo que Brook y Augustine se impusieron en la pintura prácticamente en cada jugada, aunque no fue suficiente para que el San Pablo Burgos concluyera la primera manga por delante (19-18).

Joan Plaza introdujo en cancha a Nemanja Nedovic y el serbio tardó apenas dos minutos en anotar 8 puntos y dar otro aire a los suyos, sobre todo desde más allá de la línea de 6,75. Pero el juego coral de los castellanos, también desde esa zona del ataque, les mantuvo igualados hasta que tres jugadas consecutivas de Unicaja que terminaron en canasta obligó a Diego Epifanio a parar el encuentro.

El parón le vino bien al equipo burgalés, que no sólo frenó el arreón andaluz, sino que volvió a tomar el pulso al encuentro y, gracias a un aguerrido Javi Vega, muy enchufado tanto en ataque como en defensa, y a una jugada de tres puntos de Corey Fisher justo antes de irse a los vestuarios, mantuvo el marcador igualado en el descanso (41-41).

Empezaron mejor los malagueños tras el paso por vestuarios y, por contra, mucho más tibios los burgaleses que entraron en un cúmulo de imprecisiones que aprovechó el conjunto visitante para marcharse en el luminoso, en un buen momento de Waczynski, y marcar máxima diferencia de 8 puntos que forzó el tiempo muerto de ‘Epi’.

Los azulones se metieron en el encuentro, aunque solo durante unos pocos minutos, ya que el conjunto visitante enseguida volvió a conectar varias jugadas consecutivas anotando y, con dos triples anotados por Nedovic, que cayó lesionado, y Dani Diez marcaba máxima diferencia del encuentro de diez puntos para cerrar el tercer cuarto (57-67).

El último periodo comenzó con un San Pablo Burgos mucho más metido que trató de meterse pronto en el partido con un triple de Alex López y una canasta de Sebas Saiz para recortar diferencias y mantener sus opciones hasta el final, pero los de Joan Plaza no bajaron el pistón y mantuvieron un juego muy coral que les permitía mantener la ventaja en el marcador.

Con poco más de tres minutos para llegar al final, el Coliseum vivió unos minutos muy bonitos de baloncesto, las canastas de sucedían pero esa situación solo beneficiaba a Unicaja, que se mantuvo intratable desde la línea de tres puntos, que además forzó la quinta falta de Corey Fisher para afrontar los últimos instantes con más tranquilidad, aunque el empuje local les obligó sudar hasta que sonó la bocina y confirmaron la victoria (78-85).

OTRAS NOTICIAS DE DEPORTES:

Jon Rahm próximo al número 1 mundial

La maldición australiana de Nadal

En Valencia tras negarse a jugar con velo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.